Croissants de cereza del chef Pat McLarnon

Inspirado por la primavera y los cerezos en flor, nuestro chef ejecutivo, Pat McLarnon, ha creado este delicioso croissant rosado.

 

¡Es perfecto para un regalo casero o un desayuno en la cama para impresionar!

 

 

 

palmaditas croissants rosas 2 palmaditas croissants rosas 3

 

 

 

Ingredientes

 

Masa de croissant

 

500 g de harina francesa tipo 55 o harina para todo uso sin blanquear / harina común (extra para espolvorear)

 

140 g de agua

 

140 g de leche entera (puedes sacarla directamente de la nevera)

 

55 g de azúcar

 

40 g de mantequilla blanda sin sal

 

11 g de levadura instantánea

 

12 g de sal

 

 

 

Puré de cereza

 

200 g de puré de cerezas

 

20 g de harina de maíz

 

40 g de azúcar

 

 

 

Ingredientes para plastificar

 

280 g de mantequilla fría sin sal para plastificar

 

1 huevo + 1 cucharadita de agua para el huevo batido

 

 

 

Método

 

DÍA 1

 

Hacer la masa del croissant

  • Combine los ingredientes de la masa y amase durante 2-3 minutos, a baja velocidad en una batidora eléctrica hasta que la masa se una. Tenga cuidado de no amasar demasiado en esta etapa.
  • Saque el 20% del peso de la masa (aprox. 125 g) y mézclelo en un recipiente aparte con 2-3 g de colorante rojo, 10 g de mantequilla y 10 g de harina hasta que la masa adquiera un color rosado. Estirar en plano aprox. 20cm x 20cm, film transparente y colocar en la nevera durante la noche.
  • Forme la masa como un disco, cúbrala con film transparente y colóquela en el frigorífico durante la noche.

 

Hacer el puré de cerezas

  • Haga el puré de cerezas mezclando todos los ingredientes y déjelo hervir. Revuelva hasta que la mezcla se vuelva espesa.
  • Verter el puré en un recipiente forrado con film transparente y dejar reposar en el frigorífico durante la noche.

 

DIA 2

 

Laminando la masa

  • Cortar la mantequilla fría (directamente del frigorífico) a lo largo en planchas de 1,25 cm de grosor.
  • Acomoda los trozos de mantequilla sobre papel encerado para formar un cuadrado de unos 15 cm x 15 cm.
  • Cubre la mantequilla con otra capa de papel encerado y con un rodillo machaca la mantequilla hasta que tenga unos 15 cm x 15 cm.
  • Recorta / endereza los bordes de la mantequilla y coloca los recortes encima del cuadrado.
  • Ahora machaca ligeramente hasta que tengas un cuadrado final de 17 cm x 17 cm. Envuelva en papel pergamino y refrigere la losa de mantequilla hasta que sea necesario.
  • Saca la masa de la nevera. Con un rodillo, extienda el disco de masa en un cuadrado de 20 cm x 20 cm.
  • Saca la losa de mantequilla fría del frigorífico. Coloque el cuadrado de masa de modo que uno de los lados del cuadrado esté frente a usted y coloque la losa de mantequilla sobre él con un ángulo de 45 grados con la masa de modo que la punta del cuadrado de mantequilla esté frente a usted.
  • Dobla una solapa de masa sobre la mantequilla, de modo que la punta de la masa llegue al centro de la mantequilla.
  • Haz lo mismo con las otras tres solapas. Los bordes de las solapas de la masa deben superponerse ligeramente para encerrar completamente la mantequilla.
  • Con la palma de la mano presione ligeramente los bordes para sellar las costuras.
  • Con un rodillo ligeramente enharinado empezar a extender, sobre una superficie ligeramente espolvoreada con harina, la masa hasta formar un rectángulo de 20 x 20 cm. esta receta. Apunta a alargar la masa en lugar de ensancharla y trata de mantener todos los bordes lo más rectos posible.
  • Doblar la masa en forma de letra, cubrir con film transparente y refrigerar por 30 minutos.
  • Repite el enrollado y doblado dos veces más (terminando con 27 capas de mantequilla en total), enrollando cada vez hasta que la masa sea de unos 20 cm x 20 cm. Después, la masa se debe girar 90 grados antes de volver a doblarla.

 

 

 

DÍA 3

 

  • Coloca la masa roja sobre una superficie de trabajo, dale un ligero pincel de agua y coloca la otra masa encima. Enrolle hasta que esté aprox. Los 20cm los x 20cm
  • Saca la masa de la nevera. Enharina ligeramente la superficie de trabajo.
  • Enrolle suavemente la masa en forma de 20 cm x 20 cm
  • Cuando la masa haya alcanzado la forma deseada, levántela con cuidado unos centímetros para permitir que se contraiga naturalmente por ambos lados. De esta forma no se encogerá al cortarlo.
  • Para la siguiente etapa, necesitará una cinta métrica y una rueda de pizza. Coloque una cinta métrica a lo largo de la parte superior de la masa. Con la rueda, marca la parte superior de la masa a intervalos de 9 cm a lo largo.
  • Coloca la cinta métrica a lo largo del fondo de la masa y haz una marca a 4,5 cm. Luego continúe haciendo marcas a intervalos de 9 cm desde este punto.
  • Haga cortes diagonales comenzando desde la esquina superior cortando hasta la primera marca inferior. Haz cortes diagonales a lo largo de toda la masa. Luego cambie el ángulo y haga cortes desde la otra esquina superior hasta la marca inferior para crear triángulos. Repita nuevamente esto a lo largo de la masa. De esta manera terminarás con 15 triángulos y algunos trozos finales de masa.
  • Con su rueda de pizza, haga muescas de 1,5 cm de largo en el centro del lado corto de cada triángulo de masa.
  • Ahora alargue muy suavemente cada triángulo a unos 25 cm.
  • Coloque 1 cucharadita de puré de cereza en el extremo ancho del triángulo, justo debajo de la muesca.
  • Después de cortar una muesca en el medio del extremo corto del triángulo, intente rodar las dos alas moviendo las manos hacia afuera desde el centro, creando la forma deseada con una punta más delgada y más larga.
  • Coloque en una bandeja para hornear forrada con papel pergamino y asegúrese de que haya suficiente espacio entre cada croissant, ya que se expandirán en el horno.
  • Mezcle el agua y el huevo y lave suavemente con huevo cada croissant.
  • Coloque en un horno precalentado a 160 ° C durante 20 minutos.